La traducción de chistes no es ninguna broma

Queridos lectores, ¿recordáis cuándo esta belle infidèle era una joven italiana que decidió cursar la carrera de T&I en España? Muchos sin duda no lo recuerden porque no me conocían aún, pero otros tantos puede que sí. Para todos, este es un intento de traducción de un chiste que se remonta al lejano 2006, año en el que, junto con Giacomo, citado en la diapositiva, empezamos la carrera en la UVA, en Soria, antes de pedir traslado a Salamanca.

Chiste

Como podéis ver, el juego está en que “pieza” se usa también como sinónimo de habitación. No siendo eso posible en italiano, pensamos jugar con el balcón del teatro.

Es buen intento, lo reconozco, y le agradezco a Manolo, profesor de lengua española e icono de la facultad, que no solo nos dejara intentar, sino también que guardara este ejemplo. La diapositiva de la derecha, de hecho, pertenece a una de sus presentaciones, y yo solo he vuelto a escribir encima de ella para que se leyera mejor, ya que el original aún llevaba mi propia letra. No he cambiado nada, aunque ahora punctuaría la frase de manera diferente.

Me encantan las tiras cómicas, y creo que su traducción es una tarea muy difícil. Si para traducir poesía hay que ser poeta, para traducir chiste hay que ser divertidos. Como ya he dicho en otro post, saber usar el sarcasmo y hacer chistes en un idioma es síntoma de que este se domina a un nivel muy alto. Ahora me manejo mejor con los juegos de palabras en inglés, porque he tenido buen maestro, y también porque este idioma es tan ambiguo, con tantos homófonos y homógrafos, que se presta mucho más que los romances a este tipo de cosas.

Mis estudios de traducción nunca me llevaron a medirme con este idoma en activa pero sí con los demás. Recuerdo cuando, recién llegada a Salamanca en segundo de carrera, me encontré en la clase de traducción hacia la lengua extranjera -que para mí era cualquiera idioma en aquel entonces- a traducir cómics. Teníamos que traducir una tira de Mafalda al francés, y no conseguíamos encontrar algo tan sagaz como el original. Después de unos segundos pensando: “¡calla porque ni siquiera sabes si se dice así en francés!”, decidí expresar lo que estaba pensando, y no solo se decía así en francés, sino que les gustó.

Desgraciadamente, no tengo aquí mis apuntes, pero podría escanear la página en cuanto vuelva a Cerdeña. Lo que sí recuerdo es la tira y mi versión, así que he podido recrear el ejemplo desde el Internet. En español, se juega con el sonido -ose, y en francés decidimos usar dégénération en la primera parte, ya que -tion es un sonido muy común en francés, y se presta a este tipo de juegos. El problema era la segunda parte, y aquí os dejo lo que propuse yo, un ejemplo del que sigo estando muy contenta también. Ya que estamos, aprovecho paradarle las gracias a Marie Noëlle, otra profesora que me enseñó tanto; en particular, sus clases me dieron por primera vez una idea de lo que iba a gustarme traducir.

Mafalda

Estos fueron mis primeros pasos, os dejo que juzguéis vosotros mismos, sin bromas, ¡esto va en serio!

Leave a comment

2 Comments

  1. Me parecen traducciones muy acertadas🙂 y dignas de admiración teniendo en cuenta que sólo estabas en primero y segundo de carrera🙂 (ahí es cuando se plantea una si el traductor nace o se hace).
    Los cómics suelen ser complicados de traducir, pues llevan mucha carga cultural del país de origen. Me acuerdo de cuando era pequeña y leía Mafalda, y hablaban de panqueques. Pasó bastante tiempo hasta que me di cuenta de que era una adaptación argentina de “pancakes”.
    Enhorabuena por el post y por las traducciones del cómic, que me han traído muy buenos recuerdos, y aprovecho para felicitar a Quino por su premio Príncipe de Asturias.

    Like

    Reply
  2. Muchas gracias, Laura, por tu comentario y tus buenas palabras. Buena pregunta la de si el traductor nace o se hace, duda que siempre acompaña nuestra profesión. Lo que es cierto es que el traductor se forja cada día.
    Lo que dices de Mafalda es emblemático, ya que incluso para ti no siempre era claro lo que decía, a pesar de que estuviera en español. Si es complicado entenderlo entre variedades del mismo idioma, imagínate traducirlo. Yo tenía un problema parecido con el cómic de Mickey Mouse que, a pesar de estar escrito en Italia, estaba ambientado en EE UU, y algunos matices no siempre era obvios para mí. Allí también, se hablaba de pancakes, y les llamaban “frittelle”, lo que no era nada claro. Incluso viendo el dibujo, no tenía ni idea de lo que eran. En italiano, cuando yo era pequeña, se les llamaba “frittelle” a algo parecido a los doughnuts o a los buñuelos, según la región. A lo mejor, por eso cada vez que voy a EE UU pido que me hagan pancakes de desayuno,
    Ahora, retomando tus felicitaciones a Quino, quiero hacer mi parte también. Primero, una disculpa por haber despreciado durante años, sin leerlas, las tiras de Mafalda. Mi única razón era que no me gustaba el dibujo, y yo me baso mucho en la estética a la hora de elegir cómics y dibujos animados. Es la razón por la que no me gustan los mangas, por ejemplo. Al crecer, ya muy mayorcita, me enteré de lo que realmente esconde Mafalda, y me convertí. Segundo, unas felicitaciones también de mi parte a Quino por el Príncipe de Asturias, aunque dudo que le caiga el ojo en este blog.

    Like

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: